Encontrando el propósito de tus desgracias

En la vida nos hemos quejado de muchas malas pasadas, hay ocasiones en las que hemos estado lamentando todo el día el hecho de que no ha salido bien el emprendimiento, te has quedado sin dinero, tu pareja te ha dejado, has fracasado al intentar dar una buena exposición o simplemente el día no ha ido bien, de los 86400 segundos que Dios te ha regalado en el día, por unos 300 segundos que has perdido por una mala pasada, has decidido desperdiciar todos los segundos sobrantes que Dios muy generosamente pone para ti cada día, – ¿Será justo que hagas eso contigo? -, te pongo un claro ejemplo, Si Bill Gates, (fundador de Microsoft), pusiera 86400 dólares en tu mesa para que los gastes en lo que se te plazca y por una mala inversión pierdes 300 dólares, de los 86400 dólares que muy generosamente Bill te ha donado, ¿arrojarías a la basura los 86100 dólares que te sobran tan solo por haber perdido 300 dólares en una mala inversión?, no creo que tengas el valor de arrojar el sobrante a la basura, por el contrario, buscarías un mejor camino para cuidar y valorar el dinero que ha quedado e invertirlo con inteligencia y experiencia que ya has ganado en tu perdida anterior, llevemos el ejemplo del dinero a la realidad de los 86400 segundos que tiene el día, que por una mala pasada has desperdiciado 300 segundos y ahora tienes 86100 segundos que restan para invertirlos de mejor manera, ¿Cómo invertirías esos segundos restantes?, te invito a que en lugar de lamentarte todo el día y desperdiciar tu valioso tiempo en algo que tan solo profundiza tu dolor y te sumerge en una depresión que no aporta nada bueno, empieces a cambiar la pregunta que ronda tus pensamientos cada vez que una mala pasada se presenta ante ti, y en vez de preguntarte ¿Por qué te pasa?, te empieces a preguntar, ¿Para qué te pasa?, la vida es demasiado corta como para desperdiciarla lamentándote de algo que ya pasó y así quieras cambiar las cosas ya no puedes volver en el tiempo y arreglarlo todo, lo único que te queda es aprovechar los segundos que te sobran del día que Dios generosamente te ha dado y empieces añadir el ¿para qué? en tus preguntas, por que si algo paso es por existe una razón, en nuestro mundo mi estimado lector todo tiene un propósito, si tu pareja te ha terminado, pues agradécele por ser sincera y marcharse de tu vida, hay parejas que se mienten por mucho tiempo y cuando ya no se encuentran se crea algo llamado divorcio, si tu pareja te ha dejado es para que tengas la oportunidad de conocer a alguien que si valore la persona maravillosa que eres, alguien que vea tus defectos como virtudes y se enamore jodidamente de ti por el resto de su vida; si te has quedado sin dinero es para que te sientes a analizar tus hábitos y te estudies, no culpes a nadie por tus bolsillos vacíos, eso no te dará una solución, por el contrario, perderás tu tiempo y llenarás de veneno emocional tu corazón, siéntate, y analiza que puedes hacer para conseguirlo, mejora tu educación financiera que para eso te has quedado sin dinero para que te des cuenta de tus errores y crezcas como persona. El objetivo en este artículo mi estimado lector es que puedas reaccionar y darte cuenta que en vez de hacer el papel de caperucita en la historia y te sumerjas en la depresión desperdiciando los segundos q restan del día que generosamente Dios ha preparado para ti preguntándote el ¿por qué te pasan las cosas?, empieces a ser el narrador de tu propia historia y aproveches cada segundo que te resta del día para empezar a preguntarte ¿para qué te ha pasado?, recuerda que todo en la vida tiene un propósito y debes empezar a encontrar el camino de ese propósito con buena actitud.

Mi amigo lector, la vida nos pone duras pruebas, y es lo interesante de estar vivo, sentir esa emoción de no saber que pasará mañana, de levantarnos cada día a pesar de las caídas; la vida se te fue dada para vivir no para que la desperdicies lamentándote, aprovecha cada uno de tus días y procura vivir el presente sin olvidar soñar con un mañana mejor y si tienes una mala pasada, encuentra el ¿PARA QUÉ TE PASO?, solo así podrás ver el propósito de lo acontecido y caminar hacia ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s