Era uno de esos días de marzo donde el calor en la Costa era insoportable y la oficina era todo un calvario, pues, ni el aire acondicionado lograba apaciguar el calor de aquel día; no había muchos clientes ni trámites pendientes en la agencia de turismo, así que decidí escaparme de la agencia y salir a disfrutar del mejor helado que había probado en toda la costa, era una combinación de chocolate, mora y una salsa de Nutella con la que bañaban las bolitas de helado y el único lugar donde vendían esa combinación era el centro comercial “EL CORAL”; era el único centro comercial en la costa, era un lugar muy bonito en su interior y por fuera no era más que una caja de tres pisos con colores muy llamativo, pues, tenía franjas diagonales de todos los colores del arcoíris en su contorno y como es de esperar en un ambiente costero, tenía pequeños monumentos de animales marinos en sus columnas exteriores, toda una obra de arte muy extravagante.

(más…)

La princesa y el pirata es una historia de romance, aventura y algo de misterio, es una historia donde un joven llamado Stalin, dueño de una agencia de turismo de la costa se embarca en una aventura por conseguir el premio que había anunciado el club de pesca al que pertenecía, en su aventura por encontrar el premio conoce a un ser extraño que resulta ser una pirata llamado Azael, maldecido por los dioses ante su ambición descontrolada hacia las apuestas y que al conocer a Stalin quién se identifica como Bladox ante él siguiendo su locura, logran hacer una amistad que luego termina siendo toda una aventura por robar el corazón de la princesa Elizabeth en favor de Stalin, quién vive enamorado de ella desde que la conoció por primera vez en el centro comercial, sus aventuras van desde encuentros con los dioses hasta aventuras en islas remotas por conseguir materiales preciosos para fabricar el anillo de la promesa que cupido les había pedido para lograr flechar a la princesa. Cuando logran reunir los materiales cupido les hace una mala jugada y pone a prueba a estos dos intrépidos piratas para que demuestren que tan fuerte es su amistad y termina jugando doble cara ante Bladox y Azael ofreciéndole el corazón de la princesa si se traicionan entre sí, pero Azael no sede y ofrece su más preciado tesoro para completar la joya y hacer que su amigo logre conquistar a su princesa.

Capitulos de la historia

  1. Capítulo I: El encuentro
  2. Capítulo II: El hallazgo de un tesoro
  3. Capitulo III: La princesa

Era muy temprano por la mañana, el sol aún tenía pereza de salir a brillar y habían pasado semanas de aquel hecho extraño en mar abierto con la nube llamada Azael; la noche anterior había olvidado cerrar la ventana y una helada brisa entro en mi habitación muy temprano por la mañana, era tan fría que espantó mi sueño y tuve que levantarme para caminar hacia la ventana y cerrarla, en el caminar soñoliento hacia la ventana escuche una voz tras de mi diciendo – ¿Me has extrañado?, mi caminar que parecía el de un zombi sin vida, de repente se fue del asombro y cuando voltee me di cuenta de que era Azael y estaba flotando sobre mi cama, su voz era muy diferente a la de aquel día, ya no parecía la de un niño nervioso, por el contrario, se escuchaba como un niño emocionado de abrir sus regalos de navidad, su voz transmitía una emoción como si algo lo inquietaba, Así que no estoy loco después de todo, fue lo que respondí a su pregunta, – ¿Loco?, pero, Bladox todos los piratas lo estamos, solté una sonrisa pues había olvidado que le había dicho a esa pequeña nube que era un pirata, y le pregunté de cómo me había encontrado, la nube guardo silencio y se retiró de la cama para que pueda recostarme en ella, avanzo hasta el escritorio que reposaba junto a la ventana y con una voz algo tímida nuevamente dijo:

(más…)

Era una de esas mañanas cálidas en la costa, las gaviotas extendían sus alas y disfrutaban del hermoso cielo azul en su vuelo, la brisa fresca acariciaba tu rostro de tal manera que podías sentir la paz del océano en tu cuerpo, era uno de esos días perfectos para navegar y poner a prueba mis habilidades de gran pescador, mi nombre es Stalin y soy un aficionado de la pesca deportiva; cuando era pequeño mi padre solía llevarme a pescar todos los fines de semana al lago Baikal, que por cierto era un lago hermoso que en sus aguas se reflejaba el cielo de tal manera que pareciera estuvieras sobre un espejo; la brisa fresca de la montaña apaciguaba el calor que solía hacer en el lugar dejando en ti una sensación de frescura, paz y tranquilidad, cuando mi padre y yo íbamos al lago a pescar, para que la espera mientras enganche un pez no sea tan aburrida, mi padre solía contarme sus miles de aventuras en el mar, desde sirenas, combates y hasta peces enormes que había logrado capturar, sus historias me dejaban pegado en sus palabras imaginando a detalle cada una de sus aventuras, fue así como conforme pasó el tiempo la pesca deportiva termino siendo una de mis más grandes pasiones y ahora soy miembro de uno de los mejores clubs de pesca de mi localidad cuyo nombre es  “La Hoguera”, es un club que tiene historia entre sus páginas, sus miembros habían sido desde piratas hasta capitanes muy intrépidos y renombrados en las historias navales como mi padre, sin duda era el mejor club de pesca que gracias a mi padre me sentía orgulloso de portar su insignia que prácticamente era un broche bañado en oro con forma de ancla.

(más…)